Bosques Quemados

En un invierno lejano, el Volcán Hudson, muy al sur de Chile, hizo erupción, quemando los árboles y derritiendo la nieve. Los bosques quemados y sumergidos siguen de pie, creando un nuevo paisaje conocido como Bosque Muerto.

Mi madre guardaba desde hacía varios años, una carpeta con flores y algas secas recolectadas en un viaje a Chiloé. Como sabe que yo siempre busco este tipo de tesoros, me la regaló. En una bolsita encontré unas algas negras. "Pelillo", decía la etiqueta que la acompañaba. Visto de cerca, mi ojo micropaisajístico lo percibió como ramas de árboles negros.

Me recordaron la escena de estos bosques quemados, por lo que quise evocar su atmósfera eligiendo una paleta monocromática en blanco y negro, contrastada por un sol rojo, como el cielo humeante de un gran incendio. La textura del terreno la consigo con semillas de amapola o chía, tinta y pigmentos.

La mayor parte de los elementos que uso los recolecto yo misma, pero en el caso del pelillo, he tenido la fortuna de contar con queridas clientas y amigas que me hacen envíos desde el Sur de Chile, donde se encuentra esta especie.




Suscríbete